• Nuestra Memoria Histórica
  • Foro Institucional 2018

Developed by jtemplate

 

 

                                                     

 

 

 

 

 

 

Nuestro Colegio

El Colegio Nueva Colombia IED es un establecimiento educativo oficial de la localidad de Suba, adscrito a la Secretaria de Educación del Distrito Capital...

Leer más >>

 

PROYECTO “PERIODICO DIGITAL”

El objetivo de este proyecto es brindar a los estudiantes estrategias y espacios necesarios para la adquisición de hábitos lecto – escriturales y comunicativos...

Leer más >>

Colegios Amigos Del Turismo

El turismo ha sido fundamental para la economía de muchas naciones. Se ha constituido en un elemento clave de crecimiento económico y desarrollo del mundo... 

Leer más >>

Poemas Grado Undécimo

 

El Amor

Por: Jerry Barrera 110

Leer más: Poemas Grado Undécimo

DISPARA TES


“Si da el cántaro en la piedra, o la piedra en el cántaro, mal para el cántaro”  Cervantes

Hace unos años conversaba informalmente con una docente acerca de los nervios que a veces se sienten al estar frente a un grupo de estudiantes y afirmaba (ella) que los había sentido durante la primera clase pero que de ahí en adelante había superado esa dificultad. A renglón seguido, le expresé que tuve esa sensación y que aún no lograba superarlo y que a decir verdad, no me interesaba alcanzarlo. Como noté su extrañeza, le dije que piensa tanto uno en la primera clase, se tienen tantas expectativas, se quieren hacer las cosas tan bien para tener los mejores resultados, se tienen tantos nervios que sin duda se entrega allí la vida misma.

Vivenciar la labor pedagógica a través de los años como si fuera la primera vez, es evitar que un acto tan sublime se vuelva mecánico. Cada grupo tiene su propia dinámica, la planeación para dos grupos puede tener resultados muy diferentes. No somos máquinas y no trabajamos con tales. Aun los conferencistas más experimentados reconocen sentir nervios a pesar de la experiencia acumulada al paso de los años. En la Constitución Nacional deberían incluir un artículo en el que se reconociera como fundamental el derecho a sentir nervios. Nervios a saber que las cosas pueden salir mal, nervios a entrar a un salón de clase porque no sabemos que nos vamos a encontrar, nervios a reconocer que en el momento menos pensado podemos tener la peor clase, nervios a ser interrumpidos en los momentos de máxima lucidez mental, nervios a no despertar el suficiente interés por el quehacer diario. Es decir, nervios a sentir nervios.

Tener sensibilidad hacia lo que hacemos, es permitirnos vibrar con las cosas que emprendemos cada día. Nuestro heroísmo parte del deseo de compartir el abecé , de sugerir posibles rutas en un camino que cada día se hace más complejo, de aportar para la posteridad algunos elementos de juicio que a veces resultan insuficientes en un mundo tan cambiante, de vivenciar muchas veces las contradicciones que nos ofrece la vida misma, de llegar a sentir lo que otros sienten.

Azael Borja

Menú Principal

Conéctate

 

                  

Nueva Colombia En Imágenes

colegio-nueva-colombia-i-e-d-dia-del-idima-periodico-digital.jpg
Este sitio usa cifrado para trasmitir las contraseñas. ratmilwebsolutions.com